09 January 2015

How Many Meet the Simple Seven?

The American Heart Association came up with seven simple lifestyle goals to combat the leading killer of men and women, heart disease. Subscribe to Dr.

"¿Cuántos conocen a los Simples Siete?"

En la escuela de salud pública, aprendemos que hay tres niveles de medicina preventiva. Prevención primaria sería como tratar de prevenir a alguien en riesgo de enfermedad cardíaca de conseguir su primer ataque al corazón. La prevención secundaria es cuando tu ya tienes la enfermedad y sería como tratar de prevenir un segundo ataque al corazón. Y la prevención terciaria es como la rehabilitación cardíaca, donde estamos tratando de reducir la tasa de complicaciones. Un cuarto nivel fue sugerido en 2000, la prevención cuaternaria: tratando de reducir el daño de todas las drogas y la cirugía de los primeros tres niveles. Pero la gente parece olvidarse de este quinto concepto, introducido por la Organización Mundial de la Salud en 1978, denominado prevención primordial, pero ahora está siendo adoptado como las metas estratégicas de impacto 2020 de la Asociación Americana del Corazón. La prevención primordial fue concebida como una estrategia para evitar que sociedades enteras experimenten epidemias de los factores de riesgo. La estrategia correspondiente a nivel individual es prevenir el desarrollo de factores de riesgo. En lugar de tratar de evitar que alguien con colesterol alto reciba un ataque al corazón, por qué no evitar que no aumenten el colesterol en primer lugar. Así es como la Asociación Americana del Corazón sugiere "Los Simples Siete" siete comportamientos o factores de salud simples: no fumar, no tener sobrepeso, ser "muy activo", definido como caminar por lo menos 22 minutos al día, algunas frutas y verduras, colesterol por debajo del promedio, presión arterial normal y azúcares sanguíneos normales. Su objetivo era reducir las muertes por cardiopatías en un 20% para el año 2020. ¿Por qué tan modesto objetivo? Una mejora del 25% se consideró poco realista, el 15% se consideró insuficiente, por lo que decidió 20. Pero si el 90% del riesgo puede ser eliminado simplemente haciendo modificaciones en el estilo de vida, ¿por qué una caída del 25% de la muerte se considera tan poco realista? Para entender, uno debe darse cuenta de lo malas que nuestras dietas se han convertido. La razón más común que los pacientes argumentan de no poder cumplir con una dieta que reduce el colesterol es la presunción de que ya están comiendo saludable y por lo tanto no es necesario cambiar. Pero si usted mira el estado de la salud cardiovascular en adultos de los EEUU, sólo alrededor del 1% tienen un mínimo de comportamiento de alimentación saludable, tales como frutas y verduras de cinco veces al día, comer frijoles, granos enteros, beber menos de 3 latas de refresco a la semana. ¿Qué porcentaje de estadounidenses alcanzan Los Simples 7?

14.000 hombres y mujeres fueron encuestados, y la mayoría tenía 2 o 3, pero casi ninguno tenía los 7 componentes simples de la salud. ¿Qué tan baja era una prevalencia de 7 de 7? Sólo alrededor de 1 de cada 2.000 estadounidenses tenían todos los 7 factores intactos. ¿Y cuál era la que más les faltaba? Dieta. Eso debería darnos una pausa. Lamentablemente comportamientos insalubres se extienden a la profesión médica. Igual que los médicos fumadores son menos propensos a decirles a sus pacientes que dejen de fumar y los médicos adictos al sillón son menos propensos a promover el ejercicio, o cosas como más frutas y verduras, los doctores necesitan un modelo de comportamiento saludable. Esto mejora en gran medida nuestra credibilidad y eficacia. Atrás quedaron los días de autoridad tradicional cuando el médico gordo, dejando caer ceniza de cigarrillo en su bata manchada de salsa, podía prescribir con credibilidad un cambio de comportamiento.